Derrumbe

¿Quién sabe cómo salir del derrumbe
de una casa que continúa en pie?
Se puede entender las grietas
de sus paredes
de su gente.
El corazón fuera de lugar.
Cajas, polvo, risas estáticas en viejas fotos.
Lo que antes fue un refugio
ahora nada tiene que ver con uno
aunque descubramos documentos que no mientan.
Vestidos con escotes de una madre que ya no está.
Metros cuadrados de derrotas.
Ventanas anuladas por lo que nunca se dijo.
¿Quién nos salva del monstruo pasado
escondido detrás de una puerta inocente?
Se puede mover una silla, una mesa
pero el insulto dicho es de raíz fuerte.
Telarañas en el rencor.
Un bebé que no conoce la traición del mundo
desde un álbum en silencio.
Ni palomas ni cruces salvan tanto del derrumbe
como el camión de basura
que termina llevando todo

lo que ocupa espacio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las ganas

Las cucarachas

Hay ropa de hombre en mi cama