Entradas

Mostrando entradas de 2016

Las cucarachas

Se manifestaron en la cocina. Exigen que deje migajas de torta, cuchillos con restos de mayonesa o un poco de lubricante sabor chocolate. Es inútil, no pienso criarlas aunque sean mi única compañía fiel. Envidio su inmortalidad. Siento una alegría en el pecho, cuando regreso a casa, enciendo las luces y escucho sus patitas abriéndose paso entre las cajas de té y yerba. Uno de estos días les pido que me enseñen a ser inmune al amor de los imbéciles, así como resisten a los insecticidas.

Rata

Imagen
Desde hace días una rata decidió vivir conmigo. No sabe lo peligroso que puede resultar compartir el mismo sitio, con alguien que puede usar las palabras te amo para acercarle a la palabra queso, puesta en la palabra trampa. Sin una sola mirada de asco, sin un grito repentino, sin un solo gesto de subir a una silla, puedo acabar con su vida. Con la palabra hola puedo hacer que decida quedarse conmigo para siempre. Con un te pienso, puedo prometerle una vida segura con techo, paz y pan. Podría proyectar tener propiedades y que caminemos juntos tomados de la mano. Dependencia, la palabra más despiadada. No quisiera terminar cuidándola, engordándola y que decida irse a otra casa , dejándome aquí la palabra que más temo: abandono. Pero se que terminaré matándola sin palabras, sin promesas como cuando se quiere nombrar cosas que ya no existen.

Disfraz

De mañana fui Yocasta. Con los ojos en las manos miré al sol. El incesto y tu cuerpo: hogueras rotundas.
A la siesta con la caperuza roja busqué el camino más corto, el corazón en la cesta. Todos los caminos llevaron al lobo.
A la tarde, fui un asesino serial. Acuchillé a cada hombre con barba que se cruzó. Coleccioné dedos y cadenillas. Tu risa, imposible cortarla en tajos.
A la noche fui un torturado: caminé sobre vidrios rotos, vendaron mis ojos para ser ejecutado, recibí golpes para contar lo que sabía: perdí sangre, dientes. Nunca dije tu nombre.
Mañana sigo buscando que monstruo me queda mejor.
Tal vez, el olvido  sea un vulgar cambio de disfraz.

Desviado

Hijo bastardo  de madre soltera 
y encima puto:
llevo en mi todos tus monstruos.


Sobre mis espaldas: 
el solitario apellido
saliva de hombres que terminaron 
y se vistieron
El caminar amanerado, 
a veces escondido, 
a veces exagerado.


Una vida dudosa


El radical/ el insano/ el resentido
Así, ¿Santificado será mi nombre?


Inseguro, paranoico 
pero nunca el esfínter contraído


Clamaron masculinidad 
y les mostré el culo
Ejercieron autoridad 
y les escupí en la cara
Pidieron discreción 
y les grité: ORGULLO


Grindr

Algunas caras
Labios
Muchos abdominales
¿Algún macho?¿algún rubio?
Busco paja, con lugar
Quiero coger
420: ¿fumamos? ¿Rol? ¿La chupas?
¿Activo o pasivo? ¿Debe o haber?
Nunca entendí los asientos comerciales
CobroLampiños o peludos Locas abstenerse
DISCRETOS
Discreto como lo pide tu jefe
Discreto como te exige el milico de tu papá
Discreto como te lo ruega el sacerdote de tu parroquia
Discreto para engañar a tu novia
Un hola seguido de una foto
Un: ¿Qué haces?
Y la cuadrícula se vuelve un laberinto
color carne y frustración
¿Es la homosexualidad un fracaso según lxs otrxs? ¿Hay necesidad de prometer un mundo y una sonrisa,
por un abrazo?
¿Hay necesidad de esconder nuestros vacíos
detrás de una máscara?

Flor/espada

¿No es acaso una flor tu mirada, y su perfume la presencia invisible que acompaña a internarme en la maraña de mentiras que es el día?  Así, este héroe de leyendas va valiente por las horas con su espada imposible y una fuerza que se activa con la unica e irrepetible imagen que habita entre los dos.

Daniela

Contemplar
respirar
desaguar recuerdos
...
Hundo su nombre en la espuma
...
Quietud
quietud
agua viva
...
Silencio
...
Ruego que el momento
siga mojándome los pies.