Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2014

Mirar

Hay que mirar al caminar: Existen senderos con promesas puntiagudas y el vestido que se bordó siglos puede esfumarse
Hay que mirar al hablar: Atender cada defecto que se pronuncia alto y fuerte Un piropo es perdón reprimido
¿Qué es la misericordia sino el vestigio de otra alma que nos habitó y no pagó alquiler
¿O acaso el engaño no es el ave que revolotea sobre el amor,
cuerpo recién asesinado?
Hay que saber ver: Escupimos halagos Y terminamos canjeando el destino
Ni siquiera por caramelos

Penetrame…

hasta que sangren todas las palabras y sean las seis de la tarde: Hora del camión de basura y la saliva sobre la almohada…
Penetrame para escuchar como pronuncio una mentira tras otra, y tu rabia, rotunda, entrando… saliendo…
Penetrame con culpa, con fuerza, con algarabía. Sudame encima, lameme, Nunca el Edén estuvo tan cerca de esta cama.
Penetrame y deja dentro lo gomoso, una cicatriz, algo de pasado que suene a tu nombre.
Si, penetrame así el Sistema se confunde: Una pija dentro de un culo no es burguesía, no es manifestación ni proletariado… ¡Es duelo!
Dale, penetrame y escuchá nuestra risa adolescente burlándose de los próceres.
Penetrame una, tres, ciento ocho veces. Así me orino en tu título, en tu estrategia y en tu cara que ríe, pensando que mi goce es verdadero…
¡Penetrame!

Duerme

Para Rosa B.
Y ahora Rosa ya duerme/  guarda sus silencios, sus parlamentos,  las veces que vistió personajes intensos  como lo es este gran escenario que nos juntó/  Todo es un soplo y ahora ella descansa