Entradas

Mostrando entradas de julio, 2006

No paraíso

Desde que sé que no tengo lugar en tu paraíso,
cometo todo tipo de pecados...
Hasta miento diciendo que te olvidé.

Extrañas preferencias

Prefiero el silencio...
que mantener encerrado, entre mis manos, el eco de tu saludo repitiendo tu nombre tan simple

Prefiero la noche...
que ser despertado por el primer rayo de luz que me ordene, levantar el brazo derecho, palpar la almohada y descubrir cuan ondulada puede resultar tu ausencia

Prefiero el café...
que beber el líquido amargo de un jugo de azúcar, sazonado con lágrimas

Prefiero desnudarme...
que intentar cubrir cada poro de la piel, que niegue no haberse abierto como flor de loto, con solo el anuncio de tu cercanía

Prefiero rayar la madera...
que intentar teñir delicadamente alguna superficie rugosa que me recuerde tu rostro

Prefiero soltar al águila...
que domesticarla, alimentarla y luego cuando escape de mí, me deje mirando el cielo. Con la sensación de querer haber sujetado aquello que es libre, haber intentado poner cadenas a lo que no es corpóreo.
Todo para negar que seguirás con vida, por más que no me halle en tus proximidades.

Retina fotosensible a diversos rostros. Todo en una noche

El lugar presentaba colores terracota y pálidos por donde se lo mire. Se sabía que no sólo la Bohemia sonaría de fondo. Por extraño sortilegio, se me concedió la facultad de escuchar todo, ruido, frenadas sobre Mcal. López y hasta lo que se callaba.
Primero divisé a los europeos felicitándome por las clases de salsa compartidas, luego apareció ese extraño y creado objetivo con sabor a onthos, que había producido en mí una especie de enamoramiento a lo "Fast food", solo con la estricta aclaración de que el servicio no incluiría el delivery, pero la lectura de menú si.
Bastaron pocos minutos para empezar a repetir frases y muletillas tratando de trasmitir la alegría del encuentro (aunque suene a slogan de cerveza).
En un momento me sentí desarticulado y perdido en alguna dimensión desconocida. Me pregunté si podría manejar todo eso. No solo buenos deseos recogí, hubo de todo, llantos con lagrimas que gritaban melancolía, exigencia de abrazos y hasta un pequeño repuesto de bebida…

De raíz

Por más que llueva, vas a mojarte, no, no, no intentes siquiera negarlo. Bien, empapado y quizás con resfrío intentarás moverte de donde estás. Primero el izquierdo luego el derecho, asi como te enseño (alguien, la naturaleza?, importa?) vas a romper la inercia.
Cuantas hipótesis derrumbaste sobre ese estado de somnolencia que primero; comenzaba por sumirte en un sopor perpetuo, para luego trepar cual hiedra hambrienta hasta la sala de controles. Hasta escuchó el zigzagueo!!!
Solo que esta vez el especímen vegetal encontró en la pizarra donde están los cumpleaños y fechas importantes un gran papel con la palabra BASTA!!! escrita en barato labial.
Depende de vos nomas, localizaste el foco infeccioso y esta vez no fue una botella que albergó un poco de agua, o un neumático viejo (se te quedo ra'e algo de la campaña antidengue). Terreno fértil para este tipo de cosas, son los órganos humanos.
Para levantarse cual Gulliver de las ataduras liliputienses, no solo hace falta fuerza, sino …