Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2014

Mi lengua

Mi lengua es una exploradora incansable
Se interna sin miedo entre tus nalgas
busca el néctar que el desprecio ignora

Entra, palpa, no le importan las trampas

Hace que grites el nombre de tu padre
en medio de la noche

Moja, acaricia, da golpecitos
en tus paredes rojas

Sabe entregar el placer en bandeja dorada
Quiere desterrar los miedos de todas tus carnes

Te eleva, te suspende del cielo más falso
para dejarte caer en tu multitud de gemidos

Mi lengua es un arma de construcción

Hace frío, llueve, es de noche

Y existe un único desafío: que la ilusión no se vuelva vidrio. Transparente, filosa y llena de luz. Esa misma luz que se disipa en el último minuto de esta madrugada de marzo. Ayer pesaban las cosas que nunca se dijeron, pero ahora es hoy, y todo es más ligero. El aire aparece y compite con la luz al cruzar el vidrio. De fondo un olor fresco. Sabe a flora. Sabe a esperanza. Hasta la promesa se vuelve liviana y rueda brillante en la risa. La habitación cálida. El cambio es lo único seguro. Nadie puede pararlos: luz y aire ante la nada. El olor invade la mente y hecha abajo los límites de la habitación. Le contaron que la luz es como el agua y sin querer, inunda todo. Sale por debajo de la cama, entra por la ventana y se para ante sus ojos. Se encuentra con un espejo, azul como nada antes visto. El agua falta, por eso es vital. Se derrama, llega al piso, luego a la tierra, y trae consigo la energía de la luz que renueva vida. Es semilla, a pesar de estar muerta, vive plena y como nunca ant…

A sola firma

Me ofrecen créditos a sola firma,
seguros de vida,
ensanchar mi conexión a internet
(no mis ganas de amar),
productos agroecológicos,
camisas por catálogos...
Y lo único que quiero
es calentar mi cama
por lo menos, dos veces
con el mismo cuerpo.