Mi lengua

Mi lengua es una exploradora incansable
Se interna sin miedo entre tus nalgas
busca el néctar que el desprecio ignora

Entra, palpa, no le importan las trampas

Hace que grites el nombre de tu padre
en medio de la noche

Moja, acaricia, da golpecitos
en tus paredes rojas

Sabe entregar el placer en bandeja dorada
Quiere desterrar los miedos de todas tus carnes

Te eleva, te suspende del cielo más falso
para dejarte caer en tu multitud de gemidos

Mi lengua es un arma de construcción

Comentarios

Entradas populares de este blog

Rata

Las ganas

Las cucarachas