Tu bragueta

Bajar tu bragueta
es conocer tu infancia
en medio de campos con sol
Es poder usar la lengua
en todas direcciones
Norte, Sur.
La saliva pulseando con el jadeo
Es robarte palabras
Es tomar el control

Meter la mano en tu bragueta
es descubrir un caliz sagrado
custodiado por aves brillantes
y ni cien Avemarías
me darían el perdón

Apropiarme de lo que hay en tu bragueta
es pronunciar tu amor de hombre hacia otros hombres
es encontrar el maná prohibido
a los creyentes de cotillón
Es tomar algo del cielo
y mirarte, y encontrarme contigo
alla bien dentro,
en esa patria llamada deseo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las ganas

Las cucarachas

Hay ropa de hombre en mi cama