Me crucé con un chico de ojos distantes

y no le pregunté su nombre...
Fue cerca del Mercado.

Desde ayer voy a comprar
cosas que no necesito:
Una corbata
Diez berenjenas
Anatómicos a rayas
para ver si me lo encuentro.
Pregunté al policía.
al carnicero,
a la vendedora de huevos...
Sólo recibí insultos

Nadie distingue ojos distantes
si está perdido en el ruido.

Subí a los colectivos
y pregunté si alguien vió
al chico de ojos distantes.
Nadie respondió.
Sólo recibí empujones.

Fue inútil
Ni en el Mercado, ni en los colectivos
nadie ve ojos distantes
en esta ciudad de ciegos miserables

Comentarios

Inside Spike ?? ha dicho que…
ay mi edu, ay.

a esos chicos se los lleva el sol cayendo en el horizonte...

a esos,
hay que engatusarlos con una llama,
con el baile de una fogata
o con el fuego de una mirada.

y es ahi,
donde nos,
chicos de gafas,
tenemos una desventaja
(ya que algunos
se pierden en los reflejos
de los cristales).

:P

Entradas populares de este blog

Rata

Las ganas

Las cucarachas