Cristhian

La ausencia es una gran casa en la que se debe aprender a habitar, sacando el polvo del sofá, soplando por encima de los minutos, aunque caigan pesados e imposibles. El agujero de la persiana es lo único necesario y la luz... esa luz...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las ganas

Las cucarachas

Hay ropa de hombre en mi cama