Circo


En el gran circo de las mentiras
el equilibrista, el león, el alma contorsionada.
Ningún payaso en la carpa.
Me abandoné entre la gente
para saber lo solo que quedamos entre el susurro y los hechos.
Suena la música. Se enciende fuego.
El público aplaude, ríe, 
dice amor como cuando dice marsupial.
Tonto espectáculo distractor.
Lo raro seduce por que no tiene explicación.
El misterio no aguanta tanto vacío junto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las ganas

Las cucarachas

Hay ropa de hombre en mi cama